Tratamiento despigmentante. Tratamientos de belleza en Elda y Petrer.

Tratamientos de belleza en Elda y Petrer

Os presentamos los tratamientos de belleza en Elda y Petrer que tenemos en nuestra clínica.

HIFU

El HIFU forma parte de los tratamientos de belleza en Elda y Petrer. Se trata de la mejor tecnología actualmente para el tensado cutáneo y consigue el mejor resultado no quirúrgico en el tratamiento de la flacidez.

Nuestro equipo emplea los HIFU (ultrasonidos de alta intensidad focalizados) de forma precisa, segura y selectiva.

La aplicación de esta tecnología nos permite actuar en las diferentes capas de piel;  Epidermis y  Dermis profunda, además de las SMAS (Superficial Muscular Aponeurotic System).  Esta estructura es de vital importancia en la arquitectura facial.

Podemos llegar a actuar hasta 4,5mm de profundidad.

 

 

 

 

CRIOLIPÓLISIS

Otro de los tratamientos de belleza en Elda y Petrer que presentamos es la criolipólisis. Es la última técnica no invasiva e indolora para destruir las adiposidades localizadas, siendo al mismo tiempo, la única técnica avalada por la comunidad científica internacional, tras diversos estudios llevados a cabo por su descubridor (el mismo doctor que invento el láser de diodo).

Lo que se consigue con este tratamiento, es destruir la grasa mediante la aplicación de frío controlado, siempre con una temperatura positiva y adecuada para dañar sólo el adipocito, asegurando que el resto del tejido permanezca intacto.

Con la criolipólisis podemos trabajar todas las zonas de nuestro cuerpo donde se acumula la grasa, como son las pantorrillas, la cara interna de la rodilla, la zona trocánter, las cartucheras, los flancos, el abdomen, los brazos o la giba. Es el método no invasivo más efectivo para la grasa y en  el 100% de los casos hay resultado.

Se trata de una técnica con un nivel muy alto de efectividad ya que en cada sesión se pierde entre un 15% y un 45% de la grasa, por lo que no podremos realizar más de tres sesiones al año en una misma zona. Por ello, si quieres o necesitas hacerte varias sesiones en la misma zona, tendremos que dejar un mínimo de dos meses entre sesión y sesión. Así mismo, si deseas tratarte diferentes zonas, las sesiones también irán espaciadas con un mínimo de 15 días entre ellas.

Es importante hablar de las contraindicaciones, un tema que nos preocupa debido a malas experiencias con otros tratamientos estéticos en el pasado, por lo que es algo que conviene tener claro. La criolipólisis, no tiene ninguna contraindicación, ya que tras la sesión, nuestro cuerpo elimina la grasa mediante un proceso totalmente natural que se realiza de forma progresiva.

En cuanto a los resultados, son visibles desde la primera sesión y se empiezan a notar en un periodo de entre 7 y 15 días después de haberla realizado, a partir de ese momento, irán aumentando paulatinamente. Las profesionales que realizan el tratamiento, valorarán si es necesario realizar más sesiones o si por el contrario con una sola sesión se han conseguido los resultados deseados.

 

 

 

 

 

 

ÁCIDO MANDÉLICO

El ácido mandélico es uno de los tratamientos de belleza en Elda y Petrer que efectúa una acción de peeling químico (efecto exfoliante) que no provoca irritación ni enrojecimiento (Prácticamente es inexistente la evidencia de formas reactivas como eritemas e irritación en los casos tratados).

El ácido mandélico es un alfa hidroxiácido derivado de las almendras amargas, posee una molécula de ocho átomos de carbono y a esta composición debe la peculiaridad de su actividad.

Una de las principales características del ácido mandélico es el de no ser fotosensibilizante; esto permite que pueda ser aplicado en cualquier período del año, incluso en verano y en climas cálidos.

Es especialmente válido y activo en desarrollar acciones de reparación y reactivación de la piel envejecida.

Tiene además propiedades antibióticas.  El ácido mandélico actúa estimulando la producción de células cutáneas. Por ello, si lo combinamos con un tratamiento antiedad, podemos rejuvenecer nuestro rostro y darle mucho mejor aspecto, sobre todo si tenemos en el rostro marcas de acné.

Esto se debe a su modo de actuación, ya que cuando lo aplicamos en la piel produce una suave desescamación que renueva el cutis, al tiempo que lo blanquea, ayudando a eliminar manchas de la piel y sus propiedades antisépticas hacen que mejoren las pieles con acné. El Ácido Mandélico tiene además una eficaz acción depigmentante.

 

 

 

 

 

RADIOFRECUENCIA

El tiempo no pasa en vano y con el paso de los años, nuestra piel va cambiando a causa de diversos factores ambientales como la exposición al humo, al polvo o a la radiación solar en combinación con el proceso natural de envejecimiento.

Esto se debe a que el conjunto de fibras de colágeno natural y elastina, que da forma y elasticidad a nuestra piel, se va desgastando, así mismo, con la edad, llega un punto en el que nuestra piel deja de producir colágeno y elastina, provocando que la piel pierda su tono y su firmeza.

Por ello, os hablamos de la radiofrecuencia que también la podéis encontrar en nuestros tratamientos de belleza en Elda y Petrer. Es altamente recomendado para combatir los signos de envejecimiento tanto en el rostro como en otras zonas de nuestro cuerpo. La radiofrecuencia, nos va a permitir trabajar de manera controlada la profundidad de trabajo dependiendo del área seleccionada, así conseguimos que la energía de la radiofrecuencia  llegue de forma selectiva a la dermis profunda y a las capas subdérmicas, mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.

La radiofrecuencia consiste en la aplicación de calentamiento profundo que afecta a la piel y al tejido graso subcutáneo, se trata de un calentamiento progresivo y controlado, ya que las profesionales que lo realizan, estarán midiendo en todo momento, la temperatura de forma constante para controlar y alcanzar una temperatura optima que nos permita favorecer muchos aspectos, entre los que destacamos:

– La reducción de las zonas adiposas localizadas, ya que con el calor producimos la lipólisis.

– Ayudarnos a drenar, dilatando los canales de desecho para eliminar toxinas.

– Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.

– La formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico subyacente.

– Tras la agresión térmica controlada hay una respuesta de migración de fibroblastos, lo cual refuerza aún más la estructura de colágeno, dando como resultado inmediato el llamado “efecto flash”.

El número de sesiones que se necesitan, varía en función de muchos factores, dependiendo de la persona y de la zona a tratar.