Entradas

Intolerancia a la fructosa

¿Qué es la fructosa?

La fructosa es un azúcar sencillo que forma parte de los hidratos de carbono.  Se encuentra de manera natural en las frutas, verduras, miel.

También forma parte de la sacarosa, que es la conocida como azúcar blanco de mesa y que se utiliza para endulzar muchos alimentos como cereales, galletas, yogures con azúcar, bizcochos u otros alimentos procesados.

¿Qué es una intolerancia alimentaria?

Es la respuesta fisiológica anormal a un alimento o aditivo, sin la participación de nuestro sistema inmune.

Lo que ocurre es que algún componente no se absorbe correctamente en el intestino delgado y pasa a intestino grueso causando malestar y generando una cascada de reacciones inflamatorias que a veces se manifiesta con diferentes síntomas cutáneos, respiratorios o gastrointestinales.

Las intolerancias pueden ser producidas por alimentos, aditivos, fármacos o por sustancias tóxicas (ingeridas accidentalmente en los alimentos o aditivos).

Tipos de intolerancia a la fructosa

  1. Intolerancia hereditaria

Conocida como intolerancia a la fructosa primaria. Es una enfermedad rara de causa genética.

Ésta es debida a una deficiencia de una enzima que se encuentra en el hígado y que se necesita para poder absorber la fructosa en el intestino delgado. 

El tratamiento dietético debe ser estricto y con la cantidad de fructosa que se toma al día para que no afecte al sistema digestivo.

Síntomas de la intolerancia hereditaria a la fructosa: hipoglucemia, ictericia (piel amarilla), náuseas, vómitos, deshidratación, disfunción hepática, insuficiente ganancia de peso en niños.

2. Malabsorción de la fructosa

También conocida como la intolerancia a la fructosa secundaria.

Afecta a mucha más población de lo que parece, causada por una enfermedad intestinal como, por ejemplo: celiaquía, gastroenteritis, enfermedad inflamatoria intestinal, etc.  

Al tener las células dañadas por alguna patología intestinal no se produce una absorción correcta de la fructosa.

Síntomas de la malabsorción a la fructosa. Todo depende de que alimentos contengan más o menos, cuanta cantidad se tome y la sensibilidad de cada persona.

  • Trastornos gastrointestinales: flatulencias, dolor abdominal, diarrea, distensión abdominal, ect.
  • Disminuyen las defensas: mala absorción de nutrientes y alteración de la microbiota.
  • Alteraciones del estado de ánimo: cansancio, irritabilidad, depresión, ect.
Tabla alimentos que contienen fructosa

El tratamiento dietético seria llevar una dieta baja en fructosa controlada por un/a dietista nutricionista. Aquí tenemos una tabla que por 100g de alimento nos muestra su contenido en fructosa.

MUY BAJO <1g BAJO 1-3g MEDIO 3-5gALTO >5g
Aguacate
Lima
Coco
Chufas
Albaricoques
Alcachofa
Acelga
Ajo
Boniato
Berenjenas
Espinacas
Pepino
Lechuga
Setas
Champiñones
Maíz
Rábano
Remolacha
Guisantes
Habas
Lentejas
Garbanzos
Frutos secos
Leche
Queso
Huevos
Pescados
Carnes
Ciruelas
Grosella
Mandarina
Naranja
Melocotón
Melón
Nectarina
Pomelo
Piña
Sandía
Apio
Brócoli
Calabaza
Cebolla
Col
Repollo
Coliflor
Zanahoria
Espárragos
Puerro
Tomates
Pimientos
Escarola




Arándanos
Fresa
Fresón
Moras
Frambuesa
Granada
Guayaba
Mango
Kiwi
Melocotón
Plátano
















Manzana
Higos
Pera
Ciruela
Uvas
Papaya
Caqui
Cerezas
Chirimoya
Membrillo
Pasas
Dátiles
Orejones secos
Miel
Cereales azucarados
Bebidas azucaradas
Mermelada
Chocolate dulce
Galletas
Bollería
Helados
Zumos de fruta
Alcohol