Noticias sobre nutrición y dietética.

LOS SECRETOS DE LA DIETA DE ANA CHECA

Objetivo cumplido

Paciente de nuestra consulta en Petrer

Tenemos en placer de presentaros a esta pareja, que con su esfuerzo y dedicación han logrado juntos conseguir su objetivo durante estos meses. J. I ha perdido 11,7 kg y ha conseguido reducir su volumen.

E.S ha perdido 14 kg , reduciendo grasa corporal y mucho volumen abdominal .

Paciente de nuestra consulta en Petrer

Todo ese peso perdido además del volumen, ha sido progresivamente y sin pasar hambre. Han llegado a su objetivo en 8 meses, mejorando su salud y aprendiendo a comer de una forma mas saludable.

Pide tu cita previa

Si quieres más información y también quieres lograr tu objetivo, ponte en nuestras manos y pide tu cita a través de nuestra página de Facebook o al teléfono 699 25 87 28 (Whatsapp O.K.)

Intolerancia a la fructosa

¿Qué es la fructosa?

La fructosa es un azúcar sencillo que forma parte de los hidratos de carbono.  Se encuentra de manera natural en las frutas, verduras, miel.

También forma parte de la sacarosa, que es la conocida como azúcar blanco de mesa y que se utiliza para endulzar muchos alimentos como cereales, galletas, yogures con azúcar, bizcochos u otros alimentos procesados.

¿Qué es una intolerancia alimentaria?

Es la respuesta fisiológica anormal a un alimento o aditivo, sin la participación de nuestro sistema inmune.

Lo que ocurre es que algún componente no se absorbe correctamente en el intestino delgado y pasa a intestino grueso causando malestar y generando una cascada de reacciones inflamatorias que a veces se manifiesta con diferentes síntomas cutáneos, respiratorios o gastrointestinales.

Las intolerancias pueden ser producidas por alimentos, aditivos, fármacos o por sustancias tóxicas (ingeridas accidentalmente en los alimentos o aditivos).

Tipos de intolerancia a la fructosa

  1. Intolerancia hereditaria

Conocida como intolerancia a la fructosa primaria. Es una enfermedad rara de causa genética.

Ésta es debida a una deficiencia de una enzima que se encuentra en el hígado y que se necesita para poder absorber la fructosa en el intestino delgado. 

El tratamiento dietético debe ser estricto y con la cantidad de fructosa que se toma al día para que no afecte al sistema digestivo.

Síntomas de la intolerancia hereditaria a la fructosa: hipoglucemia, ictericia (piel amarilla), náuseas, vómitos, deshidratación, disfunción hepática, insuficiente ganancia de peso en niños.

2. Malabsorción de la fructosa

También conocida como la intolerancia a la fructosa secundaria.

Afecta a mucha más población de lo que parece, causada por una enfermedad intestinal como, por ejemplo: celiaquía, gastroenteritis, enfermedad inflamatoria intestinal, etc.  

Al tener las células dañadas por alguna patología intestinal no se produce una absorción correcta de la fructosa.

Síntomas de la malabsorción a la fructosa. Todo depende de que alimentos contengan más o menos, cuanta cantidad se tome y la sensibilidad de cada persona.

  • Trastornos gastrointestinales: flatulencias, dolor abdominal, diarrea, distensión abdominal, ect.
  • Disminuyen las defensas: mala absorción de nutrientes y alteración de la microbiota.
  • Alteraciones del estado de ánimo: cansancio, irritabilidad, depresión, ect.
Tabla alimentos que contienen fructosa

El tratamiento dietético seria llevar una dieta baja en fructosa controlada por un/a dietista nutricionista. Aquí tenemos una tabla que por 100g de alimento nos muestra su contenido en fructosa.

MUY BAJO <1g BAJO 1-3g MEDIO 3-5gALTO >5g
Aguacate
Lima
Coco
Chufas
Albaricoques
Alcachofa
Acelga
Ajo
Boniato
Berenjenas
Espinacas
Pepino
Lechuga
Setas
Champiñones
Maíz
Rábano
Remolacha
Guisantes
Habas
Lentejas
Garbanzos
Frutos secos
Leche
Queso
Huevos
Pescados
Carnes
Ciruelas
Grosella
Mandarina
Naranja
Melocotón
Melón
Nectarina
Pomelo
Piña
Sandía
Apio
Brócoli
Calabaza
Cebolla
Col
Repollo
Coliflor
Zanahoria
Espárragos
Puerro
Tomates
Pimientos
Escarola




Arándanos
Fresa
Fresón
Moras
Frambuesa
Granada
Guayaba
Mango
Kiwi
Melocotón
Plátano
















Manzana
Higos
Pera
Ciruela
Uvas
Papaya
Caqui
Cerezas
Chirimoya
Membrillo
Pasas
Dátiles
Orejones secos
Miel
Cereales azucarados
Bebidas azucaradas
Mermelada
Chocolate dulce
Galletas
Bollería
Helados
Zumos de fruta
Alcohol




bebe lactante

Lactancia materna

La lactancia materna es el proceso por el que la madre alimenta a su hijo recién nacido. Los senos de la madre segregan leche una vez finalizado el parto. La leche materna es el principal alimento del bebé durante sus primeros años de vida.

En este periodo pueden surgir varias dudas y que no sepas bien cómo abordar esta nueva etapa.  Mi consejo, acudir a un profesional que esté bien informado y actualizado, como puede ser una asesora de lactancia. Puede ayudarte en este proceso, al igual que con tu alimentación.

¿Qué alimentación debe seguir la madre?

La alimentación de la madre no influye en la calidad de la leche. Tu cuerpo sabe lo que necesita tu bebé y se lo proporcionará. Pero eso no quiere decir que puedas comer todo lo que quieras, es un periodo en el que debes cuidarte y dejar que te cuiden.

Los primeros meses hasta que la lactancia está bien instaurada son duros, ya que la alimentación del bebé es a demanda.  Las madres que dan el pecho tienen un gasto energético de 500 Kcal más al día que las madres que no lactan. Durante este periodo es más fácil perder el peso cogido durante el embarazo si controlamos la alimentación, teniendo en cuenta siempre muchos factores como el peso actual, edad, actividad física, etc.

Consejos para tener una alimentación adecuada

  • Planificarte las comidas de la semana: tendrás muy poco tiempo o ninguno para cocinar y una manera de que no caigas en la comida insana, rápida y ultra procesada es una buena planificación semanal. Prueba a dejarte preparadas opciones de comidas rápidas y nutritivas, como por ejemplo unos huevos revueltos con verduras o salteados con carne y verduras y algún tipo de cereal integral como el arroz.
  • Comer todo tipo de carnes blancas y rojas.
  • Pescados blancos y azules.
  • Comer frutos secos.
  • Cereales, pasta, arroz integral para que te aporten la fibra que necesita tu cuerpo.
  • Comer frutas y verduras  todos los días.
  • Beber agua: la lactancia hace que tengas más sed, así que es muy importante que estés bien hidratada.
  • Evitar alcohol, café (aunque un mínimo de cafeína puedes tomar).
  • Y ejercicio físico en la medida de lo posible.

Esta es una etapa dura y a la vez muy bonita, disfruta de tu bebé, de la lactancia y de tu alimentación y siempre que te surjan dudas o tengas problemas con ello, acude a un profesional  sanitario cualificado, estamos aquí para ayudarte en lo que necesites.

Celiaca

INTOLERANCIA AL GLUTEN

La enfermedad celiaca o celiaquía es una patología en la que una intolerancia permanente a los alimentos que contienen gluten afecta a las vellosidades del intestino delgado y puede provocar daños en la correcta absorción de los nutrientes que contienen los alimentos y generar estados carenciales que pueden desembocar en la aparición de ciertas manifestaciones clínicas.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Pérdida de peso.                                                                          
  • diarrea.
  • Pérdida de apetito.                                                                      
  • Distensión abdominal.
  • Fatiga.                                                                                               
  • Meteorismo.
  • Náuseas y vómitos.                                                                     
  • Anemia.
  • Pérdida de masa muscular                                                       
  • Retraso del crecimiento.            
  • Dolores abdominales.                                                                
  • Alteraciones del carácter (irritabilidad, tristeza)

En España la enfermedad celiaca afecta a una de cada cien personas de todas las edades, tanto a niños como adultos, y esta proporción es dos veces mas frecuente en las mujeres que en los hombres.

¿Qué alimentos debemos evitar las personas celiacas?

La enfermedad celiaca no se puede prevenir, porque la causa exacta no se conoce. Por tanto, el mejor modo de afrontarla es ser consciente de los factores de riesgo, sobre todo tener un familiar con este trastorno y consultar con su medico al menor síntoma de presencia injustificada de alteraciones digestivas, lo cual puede ayudar a su diagnostico precoz, a un mejor tratamiento y a una mayor calidad de vida.

Aunque no se puede curar el tratamiento, lo recomendable es seguir una dieta sin gluten de por vida. A partir de esta premisa, es fundamental conocer el listado de alimentos que no contienen gluten y que, por tanto puede consumir con tranquilidad. Esos alimentos son:

  • Leche y derivados: (quesos, requesón, nata, yogures naturales y cuajada).
  • Todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural, cecina, jamón serrano y jamón cocido.
  • Pescado fresco y congelado sin rebozar, marisco fresco y conservas al natural o en aceite.
  • Huevos.
  • Verduras, hortalizas y tubérculos.
  • Fruta.
  • Frutos secos crudos.
  • Arroz, maíz y tapioca, así como sus derivados.
  • Todo tipo de legumbres.
  • Azúcar y miel.
  • Aceites y mantequillas.
  • Café en grano o molido, infusiones y refrescos, toda clase de vinos y bebidas espumosas.
  • Sal, vinagre de vino, especias en rama y grano y todas las naturales.

Del mismo modo debe asegurarse de que conoce y sabe diferenciar los alimentos con gluten para evitarlos en su dieta salvo que en su etiquetado se indique lo contrario. Estos son:

  • Pan, harinas de trigo, cebada y centeno y productos que los contengan, bollos, pasteles, tartas, galletas, bizcochos y demás productos de pastelería.
  • Pastas ( tallarines, macarrones, fideos, etc) y sémola de trigo.
  • Bebidas malteadas y bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, agua de cebada, algunos licores etc.

RECOMENDACIONES

Debe tener también mucha precaución con algunos alimentos que pueden contener gluten, como son: embutidos y otros productos de charcutería; patés diversos; yogures de sabores o con trocitos; quesos fundidos o en porciones; conservas de carnes y de pescado; caramelos y gominolas; sucedáneos de café; frutos secos fritos y tostados; helados y colorante alimentario.

A la hora de realizar la cesta de la compra debe leer el etiquetado del producto elegido para descartar la presencia de gluten.

Como no siempre es posible que el paciente celiaco coma en su casa, es muy importante que advierta la condición de celiaco en situaciones diversas como comedores escolares o de empresas, restaurantes, hoteles, hospitales etc, de modo que puedan adaptar los alimentos que le sirven a su situación.

Si usted es un paciente celiaco, tenga en cuenta que muchos medicamentos pueden incluir en su composición excipientes que contengan gluten.

Con esta dieta conseguirá una mejora de los síntomas y la recuperación de los daños producidos en las vellosidades intestinales, de forma que la absorción de nutrientes vuelva a ser la correcta y no provoque estados carenciales que acaben en manifestaciones clínicas.

SOP

SÍNDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico es una patología que afecta a una de cada diez mujeres en edad fértil. Las mujeres con SOP presentan un desequilibrio hormonal y metabólico que puede afectar tanto a su salud generando una resistencia a la insulina, como en su apariencia física produciéndose un aumento de peso como consecuencia.

SOP

Síntomas que se pueden dar:

  • Ciclos menstruales irregulares, menos de 8 al año o que en vez de cada 28 días, lo tengan cada 21.
  • Acné pronunciado.
  • Demasiado vello en la cara, barbilla o partes del cuerpo anormales.
  • Pérdida frecuente de cabello.
  • Pequeñas protuberancias en axilas o cuello.
  • Aumento considerable de peso y dificultad para perderlo.

Aunque no se saben con exactitud las causas que provocan el Síndrome de ovario poliquístico, entre las que los expertos coinciden encontramos:

  • Presentar unos niveles de andrógenos por encima de los normales, lo que puede obstaculizar la ovulación durante el ciclo menstrual, así como la aparición de más vello.
  • Niveles altos de insulina en sangre (insulinoresitencia) debido a que las células del organismo no responden de manera normal a la insulina. Con el tiempo esta situación puede conllevar a la aparición de una diabetes tipo 2.
  • El factor genético también puede jugar un papel en las causas de SOP

Como vemos, el Síndrome de ovario poliquístico es una patología que si no la controlamos y tratamos puede tener seria consecuencias para la salud a largo plazo, el principal problema es que muchas mujeres creen que sólo con el uso de las anticonceptivas solucionamos todos los problemas. Pero en realidad, la anticonceptiva es un parche que enmascara y mejora los síntomas pero que no trata el foco del problema. Por ello realizar cambios en el estilo de vida es fundamental para tratar el SOP y mejorar el pronóstico, disminuyendo así la probabilidad de padecer obesidad, diabetes o cáncer a largo plazo.

Cambios a realizar si padeces de Síndrome de ovario poliquístico

  1. En el caso de que exista un exceso de grasa corporal, perder peso es fundamental para ayudar a bajar los niveles de glucosa en sangre y mejorar la forma en que el organismo procesa la insulina.
  2. Eliminar el consumo de alimentos procesados, así como de azúcares refinados y grasas no saludables; ya que estos alimentos favorecen la insulinoresistencia y la inflamación.
  3. Las dietas bajas en hidratos de carbono (50-100 gramos al día), suelen funcionar bastante bien para ayudar a la pérdida de peso en mujeres con SOP, siendo la fuente principal de hidratos las verduras, frutas, legumbres, tubérculos y cereales integrales. Intentando disminuir en la medida de lo posible los cereales refinados (causan inflamación) y los lácteos de vaca (priorizar lácteos fermentados de cabra u oveja).
  4. Aumentar el ejercicio de fuerza, ya que este tipo de ejercicio mejora la sensibilidad a la insulina.

La suplementación con inositol junto con todas las medidas anteriormente citadas, mejora la sintomatología de las mujeres con Síndrome de ovario poliquístico.

EL SINTROM

Las enfermedades cardiovasculares son una de las primeras causas de mortalidad en el mundo.  Según la Organización Mundial de la Salud fallecieron 17,7 millones de personas en el año 2015. Estas enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir, actuando sobre factores de riesgo como la mala alimentación, la obesidad, la inactividad física, el tabaco y el alcohol.

Para personas con alto riesgo cardiovascular que tengan más de un factor de riesgo como diabetes, hipertensión arterial o hiperlipidemia, es importante la detección precoz con tratamiento farmacológico y una adecuada alimentación.

Uno de los anticoagulantes orales más conocidos es el acenocumarol, su nombre comercial es el Sintrom. Se hace mediante la determinación del IRN (International normalized ratio) en sangre. Este fármaco requiere de controles periódicos mediante análisis de sangre para ajustar las dosis. Como hemos visto, la alimentación y otros fármacos pueden interferir en la absorción del Sintrom, por eso no hay una dosis fija para cada paciente.

El Sintrom actúa impidiendo la formación de trombos en sangre reduciendo los factores de coagulación que se producen en el organismo, la vitamina K interviene en estos procesos, su papel en la dieta es muy importante. Por ejemplo, si consumimos mucha o poca cantidad de alimentos ricos en vitamina K, el IRN puede salir alto o bajo y su médico puede aumentar o disminuir la dosis del fármaco descompensando los niveles de coagulación en sangre (pudiendo aparecer trombos o hemorragias). Por eso es muy importante seguir unas recomendaciones dietéticas por un/una nutricionista para mantener unos niveles adecuados de coagulación en sangre.

Los alimentos más ricos en Vitamina K son las hortalizas de color amarillo oscuro o verduras de hoja verde como las espinacas, el brócoli, el repollo, la lechuga romana, las endibias, la col rizada, los espárragos, ect.

 

GASES, CAMBIA TUS HÁBITOS PARA EVITARLOS

 

  • Lo primero de todo es disminuir ciertos alimentos y modificar algunos hábitos alimentarios: por ejemplo, los alimentos con alto contenido en fibra suelen generar flatulencias: es el caso de las verduras como la coliflor, la col de Bruselas o las habas.
  • También se pueden reducir los edulcorantes artificiales. Las bebidas carbonatadas aumentan los gases en el estómago, así como comer demasiado rápido, beber con una pajita etc.
  • Conviene tomar infusiones de menta, anís, salvia, hinojo, comino, canela, manzanilla y cardamomo.
  • Consumir piña y papaya que contienen enzimas digestivas que facilitan el trabajo en nuestro tracto intestinal.
  • El carbón vegetal activo es un gran absorbente de residuos, restos bacterianos y de gases.
  • Tomar cada día probióticos (bien a través del yogur o complementos alimentarios) ayuda a equilibrar la flora intestinal. También evitan la proliferación excesiva de bacterias perjudiciales, responsables de infecciones, fermentaciones, gases e hinchazón abdominal.

 

“lo ideal es escoger uno o dos de estos consejos e ir probando cuál es el que mejor funciona. En unos días debe notarse la mejoría. Si no fuera así, lo mejor es ir al médico.

 

 

RECETA BACALAO CON TOMATE

INGREDIENTES

🔸1 o 2 cebollas al gusto.
🔸1 pimiento rojo grande.
🔸4-5 dientes de ajo.
🔸1 bote de tomate triturado.
🔸1 bolsa de bacalao congelado al punto de sal, + – 500gr.

PREPARACIÓN

Ponemos la cebolla y el pimiento rojo en juliana en un recipiente para microondas y lo hacemos a temperatura máxima 20min.
Mientras doramos en una sartén con un poco de aceite los ajos a láminas gorditas.
Apartamos los ajos y en ese aceite doramos un poco el bacalao y apartamos.
Reservamos el bacalao, los ajos y la cebolla con el pimiento.
A continuación ponemos en el mismo recipiente de la cebolla el tomate triturado unos 15-20 min.
Cuando termine lo echamos en la sartén para reducir un poco, y le añadimos la cebolla con los pimientos y los ajos.
Por último añadimos el bacalao con cuidado para que no se deshaga y con cuidado mezclamos bien con el tomate. Dejamos reposar en la sartén para que se mezclen bien los sabores.

resultado

TÚ TAMBIÉN PUEDES PERDER MÁS DE 20 Kg.

En mis clínicas de dietética y nutrición Ana Checa en Petrer, Alicante, Elche, Murcia y Valencia sabemos que conseguir nuestros objetivos es complicado, pero estamos seguros de que si te pones en nuestras manos, lo conseguiremos. Nuestro equipo de nutricionistas te darán el apoyo que necesitas para lograr lo que deseas con una buena alimentación y tu fuerza de voluntad se puede conseguir resultados como los de nuestra paciente Belén, que poco a poco está logrando su objetivo y ya lleva conseguido -20kg. ¡Felicidades!