bebe lactante

Lactancia materna

La lactancia materna es el proceso por el que la madre alimenta a su hijo recién nacido. Los senos de la madre segregan leche una vez finalizado el parto. La leche materna es el principal alimento del bebé durante sus primeros años de vida.

En este periodo pueden surgir varias dudas y que no sepas bien cómo abordar esta nueva etapa.  Mi consejo, acudir a un profesional que esté bien informado y actualizado, como puede ser una asesora de lactancia. Puede ayudarte en este proceso, al igual que con tu alimentación.

¿Qué alimentación debe seguir la madre?

La alimentación de la madre no influye en la calidad de la leche. Tu cuerpo sabe lo que necesita tu bebé y se lo proporcionará. Pero eso no quiere decir que puedas comer todo lo que quieras, es un periodo en el que debes cuidarte y dejar que te cuiden.

Los primeros meses hasta que la lactancia está bien instaurada son duros, ya que la alimentación del bebé es a demanda.  Las madres que dan el pecho tienen un gasto energético de 500 Kcal más al día que las madres que no lactan. Durante este periodo es más fácil perder el peso cogido durante el embarazo si controlamos la alimentación, teniendo en cuenta siempre muchos factores como el peso actual, edad, actividad física, etc.

Consejos para tener una alimentación adecuada

  • Planificarte las comidas de la semana: tendrás muy poco tiempo o ninguno para cocinar y una manera de que no caigas en la comida insana, rápida y ultra procesada es una buena planificación semanal. Prueba a dejarte preparadas opciones de comidas rápidas y nutritivas, como por ejemplo unos huevos revueltos con verduras o salteados con carne y verduras y algún tipo de cereal integral como el arroz.
  • Comer todo tipo de carnes blancas y rojas.
  • Pescados blancos y azules.
  • Comer frutos secos.
  • Cereales, pasta, arroz integral para que te aporten la fibra que necesita tu cuerpo.
  • Comer frutas y verduras  todos los días.
  • Beber agua: la lactancia hace que tengas más sed, así que es muy importante que estés bien hidratada.
  • Evitar alcohol, café (aunque un mínimo de cafeína puedes tomar).
  • Y ejercicio físico en la medida de lo posible.

Esta es una etapa dura y a la vez muy bonita, disfruta de tu bebé, de la lactancia y de tu alimentación y siempre que te surjan dudas o tengas problemas con ello, acude a un profesional  sanitario cualificado, estamos aquí para ayudarte en lo que necesites.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario