SOP

SÍNDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico es una patología que afecta a una de cada diez mujeres en edad fértil. Las mujeres con SOP presentan un desequilibrio hormonal y metabólico que puede afectar tanto a su salud generando una resistencia a la insulina, como en su apariencia física produciéndose un aumento de peso como consecuencia.

SOP

Síntomas que se pueden dar:

  • Ciclos menstruales irregulares, menos de 8 al año o que en vez de cada 28 días, lo tengan cada 21.
  • Acné pronunciado.
  • Demasiado vello en la cara, barbilla o partes del cuerpo anormales.
  • Pérdida frecuente de cabello.
  • Pequeñas protuberancias en axilas o cuello.
  • Aumento considerable de peso y dificultad para perderlo.

Aunque no se saben con exactitud las causas que provocan el Síndrome de ovario poliquístico, entre las que los expertos coinciden encontramos:

  • Presentar unos niveles de andrógenos por encima de los normales, lo que puede obstaculizar la ovulación durante el ciclo menstrual, así como la aparición de más vello.
  • Niveles altos de insulina en sangre (insulinoresitencia) debido a que las células del organismo no responden de manera normal a la insulina. Con el tiempo esta situación puede conllevar a la aparición de una diabetes tipo 2.
  • El factor genético también puede jugar un papel en las causas de SOP

Como vemos, el Síndrome de ovario poliquístico es una patología que si no la controlamos y tratamos puede tener seria consecuencias para la salud a largo plazo, el principal problema es que muchas mujeres creen que sólo con el uso de las anticonceptivas solucionamos todos los problemas. Pero en realidad, la anticonceptiva es un parche que enmascara y mejora los síntomas pero que no trata el foco del problema. Por ello realizar cambios en el estilo de vida es fundamental para tratar el SOP y mejorar el pronóstico, disminuyendo así la probabilidad de padecer obesidad, diabetes o cáncer a largo plazo.

Cambios a realizar si padeces de Síndrome de ovario poliquístico

  1. En el caso de que exista un exceso de grasa corporal, perder peso es fundamental para ayudar a bajar los niveles de glucosa en sangre y mejorar la forma en que el organismo procesa la insulina.
  2. Eliminar el consumo de alimentos procesados, así como de azúcares refinados y grasas no saludables; ya que estos alimentos favorecen la insulinoresistencia y la inflamación.
  3. Las dietas bajas en hidratos de carbono (50-100 gramos al día), suelen funcionar bastante bien para ayudar a la pérdida de peso en mujeres con SOP, siendo la fuente principal de hidratos las verduras, frutas, legumbres, tubérculos y cereales integrales. Intentando disminuir en la medida de lo posible los cereales refinados (causan inflamación) y los lácteos de vaca (priorizar lácteos fermentados de cabra u oveja).
  4. Aumentar el ejercicio de fuerza, ya que este tipo de ejercicio mejora la sensibilidad a la insulina.

La suplementación con inositol junto con todas las medidas anteriormente citadas, mejora la sintomatología de las mujeres con Síndrome de ovario poliquístico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario